Posts Tagged ‘picasso’

El guitarrista ciego. Pablo Picasso.

agosto 30, 2011
El guitarrista ciego
El guitarrista ciego

El guitarrista ciego. Pablo Picasso
1903. Chicago Art Institute.

Esta obra pertenece al período azul de Picasso. En él retrata con melancolía y expresividad mendigos y personas sencillas denunciando la situación de pobreza y miseria de su época.

A lo mejor cuando lo observamos pensamos, “pues tiene el cuello muy largo, o la figura es algo plana, la contorsión es algo extremista…” pero quizás de una forma más real no hubiera sido capaz de mostrar con más sentimiento y melancolía al anciano guitarrista, la hambruna, la soledad,  y a pesar de todo la poesía con la que a pesar de su fragilidad toca esa guitarra de líneas onduladas.

El color azul domina el cuadro, se trata de un color frío, como fría y monócroma es la situación del vulnerable mendigo. La cabeza  cae hacia abajo enmarcando con ella horizontalmente el cuadro como enmarcada se encuentra la perspectiva de su vida frágil y vulnerable.

Nuestros ojos se dirigen a la diagonal de la guitarra, es la que pone la única nota de color. Tal vez porque sea su esperanza de ganarse la vida a través de ella o tal vez la música, el arte en sí como remedio a sus penas.

Anuncios

La mujer que llora. Picasso

septiembre 17, 2008
La mujer que llora

La mujer que llora

La mujer que llora. 1937.Pablo Picasso.

La mujer que llora es uno de los cuadros pintados por Picasso tras la Guerra Civil Española.

El dolor y el sufrimiento se hace patente. No hay lugar para la serenidad y el equilibrio. Las líneas se quiebran y los colores se contraponen. Los colores nos evocan los tonos d la bandera republicana. Son a su vez, tonos intensos, amarillos y rojos frente al frío azul que capta nuestra atención hacia el punto más dramático, unas inmensas manos y esa boca que muerde un pañuelo arrugado.

La pintura no representa, si no presenta, el grito del dolor.

El realismo fotográfico no sería suficiente para plasmar un sentimiento desgarrador que ha llegado a desformar la realidad.

Igual que una metáfora en poesía, la pintura expuesta exagera también los rasgos de la mujer más significativos, las grandes manos que cogen el pañuelo, los ojos que no saben hacia dónde mirar…


Así mismo, compositivamente, la perspectiva y el punto focal ha sido voluntariamente destruido, vemos a través de varios puntos de vista, no uno. El tiempo y el espacio se fragmentan, el caos, la inseguridad, la desesperación quedan sugeridos