La Anunciación. Fra Angélico


La Anunciación

La Anunciación

La Anunciación. 1431-1435 Fra Angelico. Inicios Renacimiento.

Esta obra fue realizada por el fraile dominico Guido di Pietro, más conocido como Fra Angélico para el convento de Fiésole.

La imagen que mostramos es la tabla principal de la “Pala del Prado”. Dicha pala se compone también de una “predella” o parte inferior compuesta por cinco tablillas también pintadas por el maestro.

Representa la escena de la Anunciación. El momento en el que el arcángel San Gabriel, (etimológicamente “mensajero de Dios”) anuncia a la Virgen que va a ser madre del Hijo de Dios.

La Virgen acepta con humildad tan imponente misión fiándose de los planes divinos.

La composición se divide en dos partes, se trata de dos escenas que se complementan simbólicamente.

A la izquierda Adán y Eva son expulsados del Paraíso por el ángel del Señor tras haber pecado y comido del árbol prohibido. Se piensa que esta parte fue realizada en colaboración con otro artista de su escuela

A la derecha la humanidad va a ser redimida a través del sacrificio del Niño que va a nacer.

Ambas escenas están unidas por el rayo de luz que penetra en la pequeña loggia de estilo renacentista en la que se encuentran los personajes principales.

Si observamos con cuidado el rayo nos daremos cuenta de que del sol sale una mano, es la mano de Dios, quien envía en realidad el Espíritu Santo, representado como paloma blanca. La diagonal de luz termina en el rostro de la Virgen, la verdadera protagonista del cuadro.

Estilísticamente, Fra Angélico se mueve entre el último Gótico, refinado y elegante, de colores serenos y dorados y el primer Renacimiento, con sus avances en la representación de la perspectiva y la realidad.

El dibujo preciso domina los contornos. La pintura se ha sometido plenamente a él..

Las líneas curvas de las figuras centrales contrastan con la verticalidad de las finas columnas. En el pórtico se observa la influencia del gran escultor del Quattrocentto Brunelleschi. Es una arquitectura clásica, de arcos de medio punto, tondos esculpidos, grutesco… Domina la perspectiva, el equilibrio y el orden.

El ángel y la Virgen son representados con suma delicadeza, los gestos transmiten serenidad y paz interior. Los volúmenes de las figuras así como el color de los ricos ropajes se complementan de forma armónica, como si de una melodía de suave equilibrio se tratara, dotando al cuadro de un estilizado misticismo.

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: